Connect with us

Regionales

Aprovechan los desechos de industria vitivinícola para producir hongos comestibles

Publicado

el

Emprendedor  limarino, creador de la iniciativa, es uno de los integrantes del programa “Más Circular” que cuenta con el apoyo de Corfo, el financiamiento del Gobierno Regional y la  ejecución de la consultora Innovativa Desarrollo Empresarial y su objetivo  es fomentar el desarrollo de la  economía circular en las comunas de Punitaqui, Monte Patria, Combarbalá y Canela, pertenecientes al Programa de Zonas Rezagadas.

Imagínese tomando una taza de café y luego usted se come la taza. ¿Cómo podría comerse una taza?, porque está hecha de galleta. “Este producto ya existe, es elaborado por una importante empresa de café y aquí tenemos un ejemplo de residuo cero”, explica Rodrigo Scheel, relator del programa Más Circular, sobre un proceso de Eco Diseño donde los residuos se han eliminado por completo.

Scheel explica que el concepto de  Eco Diseño es muy incipiente. “No es algo masivo aún, pero es un gran desafío. “Debemos hacer un análisis de todo el ciclo de producción para determinar dónde se produce el mayor impacto sobre el medioambiente y propender a que los residuos se transformen en insumos para otra industria. Tal vez no todas las industrias lleguen a la eliminación del 100% de los residuos, como en el ejemplo del café, pero sí se pueden reutilizar”, acota el profesional.

Así lo entendió Gonzalo Díaz Franulic, emprendedor limarino, quien junto a su hermano se dedica a la producción de hongos comestibles utilizando los deshechos de la industria vitivinícola. “Nosotros vimos una oportunidad de producir hongos a partir de la gran disponibilidad de residuos que genera esta industria, lo utilizamos como sustrato para sembrar los hongos. Entregamos directamente nuestro producto a restaurantes de Coquimbo, Ovalle y La Serena y quisimos incorporarnos al programa Más Circular para adquirir nuevas capacidades, potenciar nuestra empresa y agregar valor a nuestro negocio. Queremos fortalecer las prácticas de economía circular en nuestra empresa, Agrícola Santa Magdalena”, dice Díaz. Agregando que, incluso están pensando en generar una especie de plumavit a partir del micelio de los hongos. “El micelio son unas hilachas que podrían considerarse un residuo, por lo tanto estaríamos generando un nuevo negocio”.

De esta manera han continuado desarrollándose a través del programa “Más Circular”,  que tiene un plan formativo con 8 módulos de aprendizaje en “Economía Circular” y en “Digitalización”. Los contenidos se reforzarán en un aula virtual en la página www.mascircular.net .También se realizará un plan de asesoría grupal, con 3 talleres, para cada una de las mesas temáticas por actividad productiva, que son turismo emergente, ganadería caprina, agricultura y minería del programa de Zonas Rezagadas.

https://instagram.com/limari.setas?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Seguir leyendo
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Lo más leído